ACEITE SÉSAMO

La semilla de sésamo fue ampliamente usada en tiempos de la antigüedad. Los romanos y los griegos la incluían en sus alimentos para condimentar junto con el comino. Su aceite es un ingrediente principal en la cocina asiática, imponiendo un sabor distintivo en muchos platos.

CARACTERISTICAS Y BENEFICIOS

Del prensado en frío de la semilla de sésamo se obtiene un aceite que posee un sabor y aroma delicioso, de color amarillo intenso.
El aceite de sésamo se considera como un “arma natural” para luchar contra los altos niveles de colesterol debido al 85 % de grasas insaturadas que contiene, de las cuales aproximadamente la mitad corresponde a omega 6 (ácido graso linoleico) y la otra mitad a omega 9 (ácido graso oleico) ambas consideradas como grasas sanas. Investigadores afirman que dichas grasas son de gran importancia para que nuestro cuerpo produzca la cantidad de hormonas de la juventud necesarias para una larga vida.
Es rico en vitamina E, fosfolípidos, magnesio, zinc lecitina, y gran cantidad de minerales, lo que resulta vital para el pensamiento y la memoria. Algunos autores afirman que ayuda a recuperar el ánimo en personas deprimidas o con agotamiento mental.

MODO DE EMPLEO

Cocinar con este aceite es un placer, permite ser llevado a altas temperaturas sin perder sus propiedades naturales. Se utiliza especialmente en la cocina étnica, por ejemplo en restaurantes chinos, comida india, japonesa, etc.