ACEITE ALMENDRAS

La almendra es originaria del Medio Oriente y los romanos fueron los que la introdujeron en occidente. Hoy su uso es muy amplio y va desde la producción de aceite, mantequilla, leche y harinas, productos que son aplicados en postres y en productos libres de gluten tales como galletas y snack.

CARACTERISTICAS Y BENEFICIOS

Elaborado con almendras dulces de primera calidad, prensadas en frío, obtenemos un aceite de color amarillo claro con sabor muy suave y sutil.
Este aceite contiene altos niveles de ácidos grasos insaturados, que suponen un 93% del total de grasas. El más importante es el ácido oleico (ver ficha técnica). Su consumo frecuente ayuda a disminuir los niveles de colesterol total y colesterol “malo” o LDL mientras que aumentan el colesterol “bueno” o HDL.
Al ser de origen vegetal el aceite de almendra no contiene colesterol y por su alto aporte en vitamina E, (antioxidante), ayuda a la prevención de enfermedades coronarias y cáncer en general.

MODO DE EMPLEO

Apreciado en gastronomía, principalmente es usado por personas creativas al momento de elaborar platos y recetas especiales, permite disfrutar del sabor natural de las comidas.